Barganzo, cocina casera de Israel

Hay países que siempre me han atraído, que todavía no conozco y quiero visitar con mi hijo. Uno es Israel, pero como otros destinos, tendrá que esperar a que las cosas mejoren. Una manera de acercarse a ellos sin salir de Madrid, incluso sin movernos de casa, es a través de su cocina y esto si podemos hacerlo. El martes fuimos a cenar a Barganzo a tomar cocina casera de Israel y nos encantó.

Barganzo es el proyecto del matrimonio Israelí Tamy y Alviv Mizrachi. Vinieron a Madrid hace cinco años a trabajar en una empresa que nada tiene que ver con la restauración. Se enamoraron de Madrid, donde han nacido sus hijos, y ya no quisieron marcharse. Decidieron montar un restaurante de cocina de su país y le dieron el nombre de Barganzo como homenaje al garbanzo, sobre todo a uno de los platos más famosos elaborados con él en la cuenca mediterránea: el hummus.

restaurante-barganzo-te-veo-en-madrid.jp

 

Decoración

Barganzo llama la atención por su sencillez y luminosidad, a pesar de que fuimos a cenar cuando ya no entraba luz del día. Ocupa un espacio cuadrado con toda una pared de cristaleras a la calle y la cocina abierta al fondo. El mobiliario es de madera muy clara y, en el conjunto de la decoración, resaltan unos retratos con mucho color en una de las paredes. El ambiente joven y cosmopolita y en casi todas las mesas se hablaba un idioma diferente. 

restaurante-barganzo-sala-te-veo-en-madrid.jpg

Cocina

Al frente de la cocina suele estar Tamy, pero el día que nosotros fuimos a cenar estaba Alviv. Nos contó que la cocina que elaboran es la misma que hacen en casa, auténtica comida de Israel. Me dejó entrar en la cocina y preparar con él un plato de shakshuka. 

Los platos son recetas de Oriente Medio y otras mediterráneas. Para elaborarlas utilizan ingredientes 100% frescos y kosher. Ir a comer a Barganzo es redescubrir el hummus y el placer de una buena comida veggie y saludable. Teníamos que probar el hummus, pero nos costaba elegir entre las diferentes variedades que proponen en la carta. Decidimos dejarnos aconsejar y tomar lo que Alviv nos recomendara. Empezamos por un plato de falafel con tahina blanca y perejil.

restaurante-barganzo-falafel-te-veo-en-madrid.jpg

Continuamos con un plato de Arrayes (pita de setas) que consiste en pan de pita completo a la parrilla con una mezcla de champiñones, cebollas y especias; hummus clásico con garbanzos cocidos calientes, tahini blanco, huevo cocido y aceite de oliva.

restaurante-barganzo-hummus-te-veo-en-madrid.jpg

Después nos pusieron ensalada israelí de verduras picadas con garbanzos picantes y tahini blanco y a continuación berenjena asada. La preparan entera directamente a fuego abierto y le ponen tahini blanco, tahini , amba (el fruto de un árbol llamado Mangle), tomates picados y cebolla morada, todo sazonado con hierbas aromáticas.

restaurante-barganzo-berenjena-te-veo-en-madrid.jpg

Terminamos con una plato de shakshuka, una sartén caliente con huevos poché en salsa de tomate con perejil. Acompañado de pan de pita. Recuerda mucho al pisto, pero con un toque picante. También probamos el hummus masabbaha elaborado con puré de garbanzos, limón, comino y aceite de oliva. Servido caliente, fue la primera vez que lo tomé así. Es un palto muy típico de la cocina árabe y es el desayuno de los pescadores de algunos puertos de la región. Los diferentes hummus de Barganzo son deliciosos, su secreto confesable es su largo proceso de elaboración de tres días que lo hace diferentes y deliciosos. Todo se acompaña con pan de pita.
restaurante-barganzo-shakshuka-te-veo-en-madrid.jpg

De postre tomamos panacota con agua de rosas y pistachos, y en esta ocasión le habían puesto fresas, aunque es algo excepcional.  A continuación tomamos un postre, servido en vaso, muy cremoso, elaborado con el truco de la abuela de Alviv que era de origen español.

restaurante-barganzo-malabi-te-veo-en-madrid.jpg

Las raciones son generosas, así que si no te las acabas, y lo pides, te las preparan para llevar. El servicio es muy amable. También disponen de take away. 

En la mayoría de las mesas estaban tomado pita y me acordé mucho de mi amiga Imma. Cuando éramos becarias en Bruselas y al final de mes nos quedaba algo de dinero a una de las dos, nos íbamos a tomar una a un restaurante con chimenea en el boi de la Cambre que nos parecía un lujo.

80%

CIERRA viernes por la noche y sábado y lunes todo el día

PRECIO MEDIO Barganzo 25€

– Lo mejor: la cocina

– A mejorar: no encontré nada

AMBIENTE: 80%

DECORACIÓN: 75%

COCINA: 85%

SERVICIO : 80%

Cocina isaraelí

Valoración 80%

C/ Colmenares, 13 Teléfono 91 044 32 33 Mapa de situación.

restaurante-barganzo-rincon-sala-te-veo-en-madrid.jpg

Marien Ladrón de Guevara

LA AUTORA :

TE VEO EN MADRID es el resultado de mi inquietud por descubrir y disfrutar de todo lo que nos ofrece la vida unido a un enorme deseo de escribir...[+ info]

SOCIAL: FacebookTwitterInstagram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *