Barandales: entre León y Zamora

No conocía el restaurante Barandales y fui a cenar  casi por casualidad el sábado de carnaval. Pensábamos ir al teatro de La Latina, pero con el corte de calles por  el desfile decidimos ir a otra buena zona para tomar cañas y cenar al otro lado de la ciudad. Fue entonces cuando  nos encontramos con Barandales.

Al entrar en este restaurante,  la sensación es la de haber llegado a un local mezcla entre  loft y cafetería. Está  decorado de manera  muy sencilla, pero con mucho color. Antes de abrir la carta nos imaginamos que sería el típico sitio de cocina ligera a base de ensaladas, pastas y raciones para compartir, así que  cuando nos la  dieron  nos quedamos verdaderamente sorprendidos: cocina leonesa y zamorana, con platos contundentes de la zona.

La carta ofrece  una mezcla de  platos caseros y tradicionales con  otros de cocina moderna.  Nos decidimos por compartir bombones de morcilla y mondas de patata con dos salsas, y de segundo lomo de buey, que lo sirven con patatas fritas. Estaba todo estupendo, tengo que decir que cenamos muy bien.

El servicio es muy amable

Cierra los domingos

Precio medio: 35 euros

Lo mejor: La relación calidad-precio es estupenda

Lo peor: El ruido. Sólo estaban ocupadas la mitad de las mesas y el volumen de ruido de voces era tremendo. Lleno debe ser horrible

c/ Menorca 31 Teléfono 91 557 2152 Mapa de situación

Marien Ladrón de Guevara

LA AUTORA :

TE VEO EN MADRID es el resultado de mi inquietud por descubrir y disfrutar de todo lo que nos ofrece la vida unido a un enorme deseo de escribir...[+ info]

SOCIAL: FacebookTwitterInstagram

Comentarios:

  1. Hmmm, bueno, León no es ruidoso, los ruidosos somos los leoneses :DDD.

  2. […] un almuerzo de trabajo elegiría el restaurante Barandales. El menú es bastante tradicional aunque con acertados toques innovadores, y el espacio es perfecto […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *