Mui, el restaurante con sorpresa

HA CERRADO Hay  restaurantes que desde que nacen  generan una leyenda urbana, como es el caso de  Mui. Atraída por su vinculación a La Tasquita de Enfrente, intenté conocerlo al poco tiempo de haberse inaugurado, pero fuimos un domingo a mediodía y estaba cerrado (ahora abren), y por una cosa u otra han pasado meses, casi un año diría yo, hasta que decidí que ya era hora de volverlo a intentar.

Durante este tiempo he leído todo tipo de cosas sobre este restaurante y quería conocer su historia, así que iba dispuesta a enterarme de qué era cierto y qué no de todo lo que se cuenta. Nada más llegar  me animé a preguntar al ver la amabilidad del servicio.

La historia comenzó cuando los dueños  de Mui, antes de abrir el restaurante, pidieron asesoramiento a  Juanjo López, el dueño de la Tasquita de Enfrente, uno de mis restaurantes favoritos, para montar un bar de tapas de las de siempre. Juanjo les ayudó a dar a conocer el local, que se «vendió» como si fuera suyo. Si leéis las noticias sobre la inauguración todas hablan del nuevo bar del dueño de la Tasquita de Enfrente, donde servirá los platos tradicionales que servía su padre.

Según lo que me explicaron en Mui, él nunca tuvo participación en el restaurante: simplemente asesoró y ayudo con las relaciones públicas y la comunicación. Al principio esta unión dio muy buenos resultados, pero después ha tenido una repercusión negativa cuando se empezó a hablar de que Juanjo López había traspasado Mui. A esto se unió que en algún momento del año pasado se equivocaron con el personal y debían tener contratado a algún camarero poco amable, y las dos noticias juntas afectaron negativamente a la imagen de Mui.

Esto es lo que me explicaron en el restaurante y, a juzgar por lo que yo vi, el servicio es encantador y la comida estupenda, así que hablemos del presente de Mui.

El restaurante es moderno en cuanto a decoración se refiere, y  la fachada está decorada con una  pintura de Santiago Morillas realizada con casi trescientos rotuladores. El espacio interior  está dividido en tres barras: marisco, embutidos y cocina a vista del público.

La cena fue de tapeo, cuentan con una carta de platos fríos y otra de platos calientes. Pedimos anguila ahumada, que estaba riquísima, mojama, que la ponen un punto calentita y el resultado es buenísimo, patatas bravas, dicen que con la salsa brava de verdad, croquetas y  torreznos con huevo. Todo estupendo. Además,  nos invitaron a ensaladilla rusa, para que la conociéramos porque es uno de los platos que ellos recomiendan probar. Lo acompañamos con  un vino blanco  de La Mancha con bastante sabor a barrica, pero muy bueno.

Lo mejor de todo: al final nos hicimos amigos de Tamara, una de las camareras más simpáticas que he conocido en los últimos tiempos y  nos enseñó la sorpresa de la casa… No se puede contar, pero cuando le expliqué a Tamara que escribo este blog, me prometió que si vais a cenar y le decís que venís de mi parte os la enseñará

Cierra los lunes

Precio medio 30 euros

-Lo mejor: la sorpresa, si eres capaz de descubrirla

-Lo peor: algunas mesas están muy pegadas a la barra de la cocina

c/ Ballesta, 4. Teléfono 915 225 786 Mapa de situación

Marien Ladrón de Guevara

LA AUTORA :

TE VEO EN MADRID es el resultado de mi inquietud por descubrir y disfrutar de todo lo que nos ofrece la vida unido a un enorme deseo de escribir...[+ info]

SOCIAL: FacebookTwitterInstagram

Comentarios:

  1. […] por Dinero,  pero nunca había entrado porque siempre iba con la hora justa para cenar en Mui o en La Tasquita de Enfrente.  Estaba con muchísimas ganas de ir  y ayer fue el […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *