Restaurante Cañadío, para disfrutar de la buena cocina

El domingo pasado fui a cenar con mi hijo a Cañadío. Me apetecía mucho una cena mano a mano con él, ahora que está de nuevo en Madrid. Cañadío me parece un restaurante ideal para disfrutar de una buena cocina y, además, me habían contado que está muy animado los domingos por la noche así que reservamos ahí. 

Cañadío ocupa un espacio de dos plantas, que ha cambiado completamente desde la primera vez que fui, (pinchando aquí te lleva al post). Al entrar se encuentra la zona de barra y a continuación está el comedor desde donde se ve la cocina, al fondo. En la planta alta se encuentran la sala principal y la bodega, con vista panorámica de la planta baja y la cocina. Al fondo de la sala hay una gran cristalera desde donde se ve la terraza cubierta. Decorado en tonos grises, suelos de madera y manteles en blanco resulta muy luminoso, incluso de noche.

Quería que mi hijo se hiciera una buena idea de como es la cocina de Paco Quirós y, como es difícil compartir conmigo si quieres tomar pescado, algo imprescindible en Cañadio, nos ofrecieron hacernos un menú diferente a cada uno de manera que pudiéramos probar muchas cosas los dos. Dejamos el menú a su elección. Como entrantes nos ofrecieron gazpacho de aceituna manzanilla, tomate de Cantabria en escabeche con cebolla confitada por encima y buñuelo de bacalao con patata, el clásico de la casa. A continuación nos pusieron queso trufado en pan de centeno con mermelada de tomate y trozos de tomate y pastel de perdiz bañado en salmorejo con cebolla caramelizada por encima. Continuamos con unas croquetas de chorizo deliciosas y otras de bacalao que, según mi hijo, estaban riquísimas. Después tomamos pimiento de isla con papada ibérica seguido de steak tartar para mí y de bonito para él. Después probamos las albóndigas y acabamos con un asado. De postre pedimos, como no puede ser de otra manera, tarta de queso y coulant de chocolate con aceite de naranja. Nos encantó todo y para mi hijo fue una cena de 10, según él fue de las más “redondas” que ha tomado porque todos los platos estaba muy bien elaborados y le gustaron mucho.

El servicio es estupendo.

90%

Look: Bien vestidos, aunque en la zona de barra siempre se puede ir más informal.

NO CIERRA 

PRECIO MEDIO: 55 €. 

– Lo mejor: La cocina.

– A mejorar: Las mesas son un poco pequeñas.

AMBIENTE: 80%

DECORACIÓN: 80%

COCINA: 90%

SERVICIO : 90%

TERRAZA: 75%

Cocina cantabra

Valoración 90%

C/ Conde de Peñalver, 86 Teléfono 91 281 91 92 Mapa de situación

Marien Ladrón de Guevara

LA AUTORA :

TE VEO EN MADRID es el resultado de mi inquietud por descubrir y disfrutar de todo lo que nos ofrece la vida unido a un enorme deseo de escribir...[+ info]

SOCIAL: FacebookTwitterInstagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *