Qué sitio has echado de menos el confinamiento

Estar encerrados nos está cambiando a muchos de nosotros la percepción de las cosas. Hasta ahora hacíamos muchas actividades, incluso de ocio, como una parte de nuestra rutina y tal vez sin darle el valor que en muchos casos tenían. Ahora, que no podemos hacer nuestra vida normal, soñamos con hacer estas y otras pequeñas cosas que se han convertido en un lujo. He preguntado a varios amigos qué sitio han echado de menos durante el confinamiento y aquí nos lo cuentan. Leer sus respuestas nos permitirán, de alguna manera, dar un paseo por algunos rincones de nuestro Madrid.

Los entrevistados aparecerán en casi todos los post solo con su nombre y su profesión.

 

Qué sitio de Madrid has echado de menos

Hernan, es muchas cosas, pero os lo presento como alguien que lleva luz eléctrica a rincones del mundo donde no la hay.

El coronavirus nos impide hacer algunas actividades con las que solemos disfrutar, lo que nos hace recordarlas con anhelo para cuando termine nuestro confinamiento. Una de esas actividades con la que yo disfruto mucho es una visita vespertina a las exposiciones temporales que ofrece el Museo Thyssen, a maravillarme con una exposición de pintores impresionistas, de hiperrealismo o de maestros barrocos. Pero aquellos que me conocen saben que no sería lo mismo disfrutar de la tarde si no viniera acompañada con unas cañas bien tiradas en alguna de las tabernas y bares junto a la basílica de Jesús de Medinaceli, como Cervantes, Los Gatos o Taramundi, y acabar con una cenita en Hylogui o en la Taberna de Tudela, bien acompañado de grandes amigos con quien mantener una buena tertulia. En fin, ya falta menos….

museo_thyssen_te_veo_en_madrid_comer_cerca_museos.jpg

Pilar, psicóloga y coach

Desde que estamos confinados echo de menos muchas cosas, sobre todo a la gente que quiero, la familia y los amigos que no puedo ver. Los paseos por la ciudad deambulando tranquilamente y admirando lo bonito que es nuestro Madrid castizo o por mi barrio con mi pareja paseando al perro.

Si me preguntas por un restaurante el primero que me viene a la cabeza es el Barbillon Oyster. Me encanta su decoración. Es un precioso bar restaurante muy animado donde puedes ir a cenar con reserva o dejarte caer para tomar un buen vino en la barra acompañado de una o dos ostras riquísimas y fresquísimas.
Me encanta la comida, una carta no muy larga de comida fusión que mezcla lo asiático con lo español. Siempre hay un especialista cortando un jamón excelente. El pulpo a la brasa, las croquetas, las puntitas de calamar, las gyozas japonesas o el tartar de atún están para chuparse los dedos.
Me gusta mucho ir con los amigos o familiares que vienen a quedarse en casa a pasar unos días porque me queda muy cerca. En cuanto podamos será uno de los primeros sitios por los que me deje caer.

he-echado-de-menos-confinamiento-barbillon-oyster-te-veo-en-madrid.jpg

Antonio, director de RSC

Me piden que recuerde un lugar que eche de menos, pero apenas echo de menos lugares. Son más, personas. Sin embargo, curiosamente, cuando pienso en algún lugar que extrañe, me viene a la cabeza un paisaje sin gente. Las escaleras del Palacio de Cristal, en El Retiro, que desembocan en el agua. Últimos días del verano, y última hora de una tarde que se prolonga en una luz suficiente como para que no todos los cisnes se hayan recogido, y algunos agitan una lámina de plata para acercarse a mí, creyendo que puedo tener pan o ganchitos, alejándose luego con desinterés. Nadie o casi nadie en los alrededores. Me parece que nadie, pero eso sólo estará sucediendo ahora mismo. En mi evocación, quienes estuvieran, simplemente no se hacían presentes. Yo me siento en penúltimo escalón, y mis pies se apoyan, al mismo nivel que el agua, sobre el último peldaño.

echado-de-menos-confinamiento-palacio-de-cristal-te-veo-en-madrid.jpg

Marisa, profesora de Universidad

Una de las últimas veces que salí a comer con mis amigas del alma fue en un restaurante llamado «La cúpula de los Peñotes». Nunca había estado antes, y además de tener una comida rica y original, el lugar tenía un ambiente único y sugerente. tuve la sensación de estar dentro de un sueño.

que-sitio-has-echado-de-menos-en-el-confinamiento-te-veo-en-madrid.png

Claudia, inspectora del Banco de España

Sin duda iría a mi queridísimo Retiro, el pulmón verde de Madrid, a disfrutar de su naturaleza, su vida, del aire y respiro que siempre me ha proporcionado en medio de un ruidoso Madrid con gente haciendo deporte, paseando.. aunque he de decir que también echo de menos ese ruidoso Madrid del que hablo, al que tan acostumbrada estoy, a disfrutar de su gente; su ambiente y su alegría.. así que después de un largo paseo por el Retiro, me tomaría una buena caña en una de las múltiples terrazas de la calle de Menéndez Pelayo y sin duda, por la tarde me daría un gran paseo por Malasaña para aprovechar el bullicio de la ciudad. Solo escribir esto me ha hecho valorar más aún la gran ciudad en la que vivimos!

arque_de_El_Retiro_Te_Veo_en_-Madrid.jpg

Alejandro, periodista, consultor de comunicación

No tengo sensación de necesitar estar en ningún sitio en particular sino de echar en falta situaciones y vivencias. Cualquier bar, terraza o restaurante de los muchos que hay en Madrid, y en los que compartir con mi familia o mis amigos un buen rato y una buena charla. Preguntar por sus vidas y contarles cómo va la mía, hablar de política o de libros. Contar algún chiste y reírnos con las anécdotas que nos han pasado. lugares como la terraza de El Espejo en el Paseo de Recoletos, la bodega Ángel Sierra de la plaza de Chueca o el restaurante Ocafu de la calle Prado con una especie de terracita intimista. Eso es en realidad lo que más echo en falta. Compartir.

Alfonso, director del programa de radio Pecados Veniales

En primer lugar quisiera dar la enhorabuena a mi paisana Marién Ladrón de Guevara por su trabajo y por los 10 años que cumple su blog Te veo en Madrid con el que puedo disfrutar más aún de la ciudad en la que vivimos. Solo tú sabes enseñarnos lugares que para muchos nos pasan inadvertidos. En cuanto acabe el confinamiento, que espero sea pronto, ya sabes que me gusta mucho el deporte, así que uno de mis lugares favoritos y que más echo de menos es la Casa de Campo donde disfrutar de la naturaleza mientras corres o montas en bicicleta, para luego tomar un buen aperitivo con amigos junto a su lago. Te deseo que Te veo en Madrid cumpla muchos años más y que nosotros sigamos siendo fieles a tus recomendaciones. Larga vida Te veo en Madrid.

 la-casa-de-campo-paseo-con-lucia-valcarcel-2020-te-veo-en-madrid.jpg

Puedes contar conmigo, La Oreja de Vang Goh. «Recordarás las tardes de invierno por Madrid….»

 

Marien Ladrón de Guevara

LA AUTORA :

TE VEO EN MADRID es el resultado de mi inquietud por descubrir y disfrutar de todo lo que nos ofrece la vida unido a un enorme deseo de escribir...[+ info]

SOCIAL: FacebookTwitterInstagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *