Escapada a los tambores de Mula

Hay dos noches en el año que para mi son mágicas: la Noche de Reyes y La Noche de Los Tambores de Mula, mi pueblo. Sobre la primera ya os he hablado en este blog (pinchando aquí os lleva al post) y en este post escribo sobre la segunda porque merece la pena hacer una escapada en Semana Santa a conocer los tambores. Además, Mula es un pueblo precioso.

La tradición de los tambores de Mula se remonta, al parecer, al siglo XIX, ya que los primeros textos en los que se habla de ella son de esa época. Es curioso que los primeros documentos que la mencionan sea para prohibirla. Cuando era pequeña los tambores se tocaban en Mula a partir de las 12 de la noche de Martes Santo hasta las dos de la tarde del miércoles. Cuando preguntaba por el origen de esta fiesta la versión que me daba mi abuela era que había surgido para anunciar el comienzo de la pasión. He oído otras versiones con una base menos religiosa, pero yo me quedo con la de mi abuela. 

El toque de Mula es único, lo he podido comprobar hace unos días cuando se celebró la XXXIII edición de la “Exaltación del Tambor”, una concentración nacional en la que han participado tamboristas de 22 ciudades diferentes. Ha sido la primera vez que he ido a esta fiesta y me encantó el ambiente. Es curioso como en cada sitio tanto el toque del tambor como el atuendo para tocarlo es completamente diferente, aunque entre los pueblos de una misma región hay muchas similitudes.

En Mula la tamborada -a mi me gusta más tamborrada- empieza a las 12 de la noche en la plaza del Ayuntamiento. Antes de media noche se llega a la plaza, abarrotada de gente, vestidos con túnica negra y capucha, se ponen los palillos en alto hasta que el toque de una corneta anuncia que es el momento de empezar a tocar. Entonces, el ruido es atronador y para mi, un momento emocionante. Desde hace unos años se han ido incorporando otros ritos que no me gustan, como el fantasmita o el sonido de un corazón que se proyectan en las paredes o los gritos de hei, hei, hei que eclipsan el sonido de los palillos chocando en el aire más propios de un partido de fútbol. Supongo que las tradiciones se van adaptando a los tiempos y hay que aceptar que es así. Las 12 de La Noche de los Tambores ha sido, es y será un momento único. A partir de ahí los tamboristas se van moviendo por diferentes calles, todas llenas de bares con barras en las aceras para poder tomar algo mientras tocas. Es el momento, además, de encontrarte con amigos de toda la vida que solo nos vemos en esta ocasión. Besos, abrazos y pocas conversaciones que con el sonido del tambor es casi imposible. Nos comunicamos con sonrisas, muchas sonrisas. 

Tengo que confesar que no sé tocar bien. Aunque tengo fotos con túnica y tambor desde que tenía un año, al llegar a la edad de aprender se consideraba algo masculino y nunca aprendí. También habrá algo de culpa por mi parte porque tengo algunas amigas que tocan francamente bien. Todos los años hago el propósito firme de aprender, pero una vez que llego a Madrid no encuentro la manera. Esta semana me voy a poner un vídeo, voy a coger un balón, para no molestar con el ruido, y unos palillos y me voy a poner a practicar.

Ahora la fiesta del tambor se ha prolongado y se toca del martes a media noche al miércoles a las seis de la tarde y Viernes Santo y Domingo de Resurrección durante todo el día. Me imagino que para que los muleños que vivimos fuera podamos ir a tocar en nuestros días de vacaciones. Durante esos días “Mula Suena”.

Espero la Semana Santa y, sobre todo los tambores, con ilusión. Cada vez me gustan más las tradiciones y pienso que soy afortunada por tener un pueblo, quien no lo tiene debería comprarse uno. Tener un pueblo te conecta a una parte muy importante de la vida.

Marien Ladrón de Guevara

LA AUTORA :

TE VEO EN MADRID es el resultado de mi inquietud por descubrir y disfrutar de todo lo que nos ofrece la vida unido a un enorme deseo de escribir...[+ info]

SOCIAL: FacebookTwitterInstagram

OTRAS PUBLICACIONES DE :

FECHA DE PUBLICACIÓN: 19 Mar.2018

SECCIÓN: CULTURA Y ESPECTÁCULOS, Escapadas, RUTAS Y ESCAPADAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *