Qué me pongo para la celebración de Navidad de mi empresa

Actualizado el 20 de noviembre de 2018

Casi todas las empresas celebran la Navidad con sus empleados. Existen diferentes manera de festejarla dependiendo del origen de la compañía, el tamaño y, sobre todo, del presupuesto. Lo más habitual es organizar un almuerzo, aunque algunas compañías organizan cena o cóctel. La mayoría de las veces no tenemos tiempo para ir a casa a cambiarnos de ropa, es decir, vamos a la celebración directos desde nuestro puesto de trabajo, así que debemos salir de casa por la mañana arreglados para la ocasión.

A las siete de la mañana se nos plantea la duda sobre cómo vestirnos, vamos a pasar el día trabajando y al mismo tiempo tenemos una fiesta. En estos casos la primera premisa es ir adecuados  y ser prácticos:

1.- Primera cuestión. ¿En qué consiste la celebración? Hora y lugar

2.- ¿Cómo voy vestido, o mejor, cómo tengo que ir vestido normalmente para desempeñar mi trabajo?

3.- ¿Qué otras actividades tengo que realizar ese mismo día? ¿Qué más tengo en la agenda?

Si eres hombre y por tu trabajo vas con traje, no tienes mucho que pensar, ya estás listo para una celebración navideña. Si tu puesto no requiere chaqueta (incluso puede resultar incómoda para el trabajo que realizas) mi consejo es que lleves a trabajar unos pantalones y una camisa que permitan añadir una chaqueta sport o una blazer con corbata si el sitio de la celebración lo requiere. Te sentirás mejor y mas integrado en el ambiente.

Si eres mujer tienes que hacer coincidir el vestuario apropiado a la labor que desempeñas con la celebración. Mi consejo: elige entre estos dos básicos y añádele el complemento perfecto:

1. Traje de chaqueta. Con un bonito traje de chaqueta y los complementos adecuados siempre irás correcta. Si por tu puesto de trabajo resulta incómodo o inapropiado, ponte unos pantalones básicos de tela, nada de vaqueros ni estilos o cortes similares, y una bonita camisa en blanco u otro color que entone con los pantalones.

Durante la jornada laboral puedes ponerte encima un jersey de punto largo, cerrado o abierto con botones, y sustituirlo por una chaqueta y un bonito collar a la hora de la celebración.

2.- Vestido. Un vestido sencillo siempre es cómodo y elegante dependiendo de cómo lo combinemos. Igual que los pantalones, durante la jornada laboral llévalo de la manera más adecuada a tu puesto de trabajo. Puedes ponértelo con unas botas planas y un jersey de punto y después, teniendo en cuenta la hora de la celebración, cambiarlo por un foulard o un collar y unos zapatos con tacón. Si por tu trabajo tienes que estar más arreglada, puedes ir igual a trabajar que a la celebración. Si es por la noche puedes cambiar los complementos. 

vesido lunares chaquta de punto

vesitdo con chaqueta

 

 

Se trata de una celebración de trabajo, olvídate de los escotes y las minifaldas excesivas. Elijas el estilo que elijas no pierdas la perspectiva y disfruta de la fiesta.

Marien Ladrón de Guevara

LA AUTORA :

TE VEO EN MADRID es el resultado de mi inquietud por descubrir y disfrutar de todo lo que nos ofrece la vida unido a un enorme deseo de escribir...[+ info]

SOCIAL: FacebookTwitterInstagram

Comentarios:

  1. Lo fundamental tu último párrafo “se trata de una celebración de trabajo”. Y creo que lo importante es que en ese acto mantengas la imagen que siempre has proyectado a tu entorno laboral. Un pelín más sofisticada quizá, pero la misma imagen. Por muy navidad que sea, no estás con tus amigos ni con tu familia son tus compañeros de trabajo. Esos a los que al día siguiente volverás a ver en su puesto de trabajo a las 8 de la mañana.

    • mlgvalcarcel dice:

      Es que estamos tan de acuerdo tu y yo en estas cosas. Los jefes siguen siendo tus jefes, tus colaboradores tus colaboradores y tus compañeros tus compañeros, eso no lo cambia nadie.

  2. Blanca dice:

    Hola! Me gusta mucho como enfocas este tipo de post. En mi oficina somos muy pocos y celebramos un almuerzo en un restaurante cercano. Por suerte, en mi trabajo, puedo permitirme vestir de manera informal en algunas ocasiones. Pero normalmente me gusta ir algo arreglada y optaría por la opción del vestido. Por cierto, tengo una máxima respecto a estas celebraciones de trabajo: después de la primera copa me voy y no hay riesgo a dar lugar a habladurías de ningún tipo. Y más trabajando en un dpto de RRHH. Vaya texto te he colocado jaja
    Un beso

    • mlgvalcarcel dice:

      Muchas gracias por tu comentario Blanca. Creo que es muy importante lo que cuentas y muy sensato. La vida profesional merece todo nuestro respeto, así como nuestros compañeros y nosotros debemos ser igualmente respetados, pero a veces un fallo hace que que los demás pierdan ese respeto, aunque esto nunca debería suceder, el caso es que sucede. ¡ponte muy guapa y pásalo muy bien!

  3. Betry dice:

    En mi caso, la comida de Navidad se celebra el domingo en un almuerzo. Somos una empresa familiar de carácter industrial, por lo que siempre esperamos a poder parar las fabricaciones y que así todo el mundo pueda asistir. Tenemos un comité de fiestas que cada año “tematiza” la comida. Este año, como no podía ser de otra forma, el tema de la comida es: “La Voz”. Se organizan grupos de competición y cada grupo lucha por ganar lo presupuestado por el comité para una ONG. Todo esto que parece tan bonito a mí me resulta un tanto contradictorio, ya que, como parte de la propiedad, siento que tengo que involucrarme, pero no sé hasta qué punto hacerlo sin perder la perspectiva y cuándo abandonar la fiesta sin que sea una falta de respeto para mis compañeros y para los organizadores. En fin… creo que me he desahogado demasiado, perdonadme!!

    • mlgvalcarcel dice:

      Tu posición es más complicada pero estoy segura que lo harás fenomenal. No sé como lo verás pero la fórmula que yo he planteado en algunas empresas ha sido que la propiedad o el comité de dirección quedan fuera del concurso, son el jurado y quienes entregan los premios, pero no compiten. En cuanto al tiempo para estar en la fiesta yo creo que siempre hay que buscar el término medio entre que tu te sientas bien y el suficiente para no irte la primera y que resulte chocante. Muchas gracias por compartir tu experiencia en el blog. Un abrazo

      • Betry dice:

        Sí, veo que tenemos una idea parecida. Este año me pedía dirigir uno de los equipos y ser jurado. He declinado la sugerencia y sólo me encargaré de dar los precios y hacer el speech de Navidad… En realidad, somos una empresa familiar y me siento como en casa, pero en estas fechas y en estas fiestas… hay que tener cuidado con no perder el norte para no dar lugar a situaciones embarazosas o tensas. Es un día para ser cercano, pero no para perder la posición.

  4. Miss Fortyi dice:

    100% de acuerdo. Cada evento tiene un código muy claro y la elegancia consiste en saber siempre qué es lo adecuado en cada momento. Un 10!
    Beso

    • mlgvalcarcel dice:

      Qué alegría que coincidamos también en esto, porque yo coincido 100 por ciento en tus recomendaciones para estar estupendas after forty sin perder el norte. Qué importante es mantener la perspectiva a la hora de arreglarnos. Un besazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *