La Taberna del Chato, como las de toda la vida

Se han trasladado al número 8. Hace unos días fui con un grupo de amigos a conocer La Taberna del Chato. Lo primero que te sorprende al llegar es la sensación de estar en un sitio conocido, de los que están en tu lista de habituales. 

Taberna del chato desde la calle teveonemadrid

Nada más entrar saludamos a Ignacio, el dueño, que nos recibió como si nos conociera de toda la vida, claro que en este momento, mientras escribo el post, pienso que fue tan encantador que nos hicimos amigos.

Ignacio nos contó como dejó una carrera ya consolidada para abrir este restaurante, un proyecto que rondaba su cabeza desde que era niño. Animados por su ejemplo todos empezamos a hablar de nuestros proyectos y no os podéis imaginar la cantidad de cosas interesantes que nos contamos, para que luego digan que los españoles no somos un país de emprendedores ¡qué orgullosa me sentí de mis amigos!

Taberna del chato con el dueño teveoenmadridIgnacio tirando unas cañas

La Taberna del Chato está decorada de manera muy sencilla, como las tabernas de siempre. Al entrar se encuentra la barra, un espacio amplio y luminoso muy agradable para tomar unas cañitas de pie. En la zona de acceso al comedor han instalado unas mesas altas con taburetes ( en Murcia a  estos taburetes altos se les llama burras, un nombre que a mí me gusta mucho más) y en la sala las mesas son bajitas. Todos los muebles son  de madera del mismo color.

taberna del chato mesas altas

La cocina es rica y variada. Me encantó la manera en que presentan la carta, todo en forma de chatos. Como éramos un grupo de amigos con ganas de probar cuantas más cosas mejor, decidimos dejar en manos del dueño la elección de la comida y, acertamos. Tomamos steack tartar, el plato estrella de la casa (al prepararlos cortan la carne a mano con cuchillo y eso le da una gracia especial). Además probamos el salmorejo que estaba delicioso, huevos rotos,  paté de perdiz,  chipirones con arroz, y otra cosa muy típica de esta taberna, las brochetas de  pollo crujiente con cornflakes y cebolla.  Fuera de carta nos ofreció pollo al curri, que también estaba muy bueno.

chatos taberna del chato te veo en madrid

De postre tomamos un variado de tres postres: natillas, brownie con helado y mousse de chocolate. Creo que me quedaría con el brownie, pero porque es mi favorito.

La comida no terminó aquí, que casi tiene Ignacio que sugerirnos la cena. Estábamos tan bien atendidos y tan divertidos que nos quedamos toda la tarde. Si te gustan los cócteles, preparan varios muy recomendables.

No cierran.

Precio medio: 20 euros

– Lo mejor: está todo muy rico y la atención es estupenda

– Lo peor: No encontré nada en mi primera visita

C/ De la Cruz, 35 Teléfono 91 523 16 29 Mapa de situación 

taberna del chato rincon te veo en madrid

Marien Ladrón de Guevara

LA AUTORA :

TE VEO EN MADRID es el resultado de mi inquietud por descubrir y disfrutar de todo lo que nos ofrece la vida unido a un enorme deseo de escribir...[+ info]

SOCIAL: FacebookTwitterInstagram

Comentarios:

  1. Una gran comida, una gran compañía y muchas risas. La Taberna del Chato acompaña a que todo encaje en esa linea. Repetiremos pronto, ¿verdad?

  2. Precioso post, Marién, nos ha gustado muchísimo. Muchas gracias , hay que repetirlo

    • mlgvalcarcel dice:

      Muchas gracias Teresa, me encanta que os haya gustado. Repetiremos muchas veces, porque comimos fenomenal, lo pasamos genial y, sobre todo, nos sentimos como en casa, y eso se agradece mucho cuando quieres pasar un rato agradable

  3. […] La Taberna del Chato  C/ De la Cruz, 35 Teléfono 915 23 16 29 Mapa de situación  […]

  4. […] la Taberna del Chato. En pleno centro de Madrid.  Aparte de ser mis amigos, la relación calidad-precio es fantástica. […]

  5. diego dice:

    Imposible conjugar mejor un precio muy asequible con una oferta tan divertida y un género de calidad. Y el trato del dueño, claro (aunque eso no es muy frecuente). Hemos repetido varias veces y estamos encantados. Me falta un poco de calor en la decoración, pero no todo iba a ser perfecto. Mi enhorabuena al equipo del restaurante y al del blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *