“Más de 100 Mentiras”, el musical de Sabina

El sábado fui a ver  el musical Más de 100 Mentiras de Joaquín Sabina. Me apasiona el teatro y me encanta la música, pero los musicales no me atraen en absoluto. Confieso que fui a verlo  porque es música de Sabina, nada más.

Creo que uno de los atractivos de Joaquín Sabina es haber sabido ganarse a un púbico absolutamente variopinto, de todo género, edad y condición, y hacer disfrutar con su música y sus letras a familias enteras generación tras generación. En casa le escuchamos todos: mis padres, mis hermanas, mis cuñados, nuestros hijos, nuestros amigos… nos gusta a todos. Bueno; a todos, todos, no: a mi abuela nunca consiguió conquistarla.

En casa tenemos alguna anécdota divertida en torno a la música de Sabina. Mi abuela, que era una persona extraordinaria, incapaz de criticar a nadie, pero firme en sus convicciones, escuchó una vez un concierto de Sabina en directo, no porque ella asistiera voluntariamente, sino porque Sabina actuaba con Javier Krahe y Luis Eduardo Aute en un jardín enfrente de su casa y no tuvo más remedio que escucharles. Se quedó espantada de los comentarios que hacían entre canción y canción y, como ya he dicho que era incapaz de criticar a nadie, desde aquel día cada vez que hablábamos del concierto solo decía “voy a rezar por esos pobres chicos”.  Eso no impidió que  el resto de generaciones de la familia hayamos seguido escuchando a Sabina, y todavía recuerdo cuando mi sobrina, muy pequeñita (tendría  cuatro o cinco años), después de estar  bastante  rato pensativa  le preguntó a mi hermana: “Mamá  ¿por qué Sabina tardó en olvidar a esa chica 19 días y 500 noches? Ayer sentí no poder llevarla conmigo al concierto, pero está en plenos exámenes.

El musical me gustó, mucho más la segunda parte que la primera. De la primera destacaría la interpretación de “Yo quiero ser una chica Almodovar”, en la que puedes ver a Miguel Bosé e  intuir a  Almodovar en  la caracterización de los personajes y  el juego de plumas  en el baile. Las  canciones que menos me llegaron fueron dos de mis canciones favoritas: “Que se llama Soledad” y “Contigo”, probablemente porque me gustan como las canta Sabina con su voz  masculina y rota y no tanto cantadas por una señora; no me parecían las mismas.  A partir del entreacto el conjunto del espectáculo se animó y el público participamos mucho más.

Me gustó mucho el decorado, sobre todo el palco alto donde estaban colocados los músicos, y creo que está muy bien elegido el actor que hace de Joaquín Sabina. El argumento narra la historia del Tuli, un delincuente que tras tres años en prisión sale de allí con la intención de vengarse de Fernando Villegas, que provocó su encarcelamiento y acabó con la vida de su amigo Samuel. También hay historia de amor. El argumento es la mezcla de las canciones de Sabina el mundo canalla, el  mundo de la noche y las historias de amor.

El musical es al final como una canción de Sabina: cruda realidad pero romántica. A mí me divierte mucho analizar las letras de sus canciones. Miles de veces  cuenta cosas que si las escuchas sin música no podrías parar de reír, pero con su música y su voz  se transforman en una canción de amor.

Está protagonizado por Juan Pablo di Pace, Álex Barahona y Guadalupe Lancho, y dirigida por David Serrano, que  es, además,  el guionista principal y forma parte de la dirección musical de la obra junto a Pancho Varona, José María Cámara, Daniel García y el propio Joaquín Sabina.

Como seguro que os apetece escucharlas antes de ir, os dejo la lista de las canciones que interpretan: “Pastillas para no soñar”, “Aves de paso”, “La del pirata cojo”, “Que se llama Soledad”, “Conductores suicidas”, “La canción de las noches perdidas”, “Y sin embargo”, “Yo quiero ser una chica Almodóvar”, “Contigo”, “Esta noche contigo”, “Calle Melancolía”, “Más de cien mentiras”, “19 días y 500 noches”, “Embustera”, “Tiramisú de limón”, “Princesa”, “Llueve sobre mojado”, “Ganas de”, “A la orilla de la chimenea”, “¿Quién me ha robado el mes de abril?”, “Pacto entre caballeros”, “Una canción para la Magdalena” y “Tan joven y tan viejo”.

Si te gusta Sabina pasarás un buen rato.

Datos útiles Teatro Rialto, Gran Vía, 10. Hasta el 27 de mayo.

Descansan los lunes execepto el 30 de abril

Venta de entradas en el teatro, entradas.com, ticketmaster y  el Corte Inglés

Marien Ladrón de Guevara

LA AUTORA :

TE VEO EN MADRID es el resultado de mi inquietud por descubrir y disfrutar de todo lo que nos ofrece la vida unido a un enorme deseo de escribir...[+ info]

SOCIAL: FacebookTwitterInstagram

Comentarios:

  1. A mí me divirtió mucho, aunque claro… las canciones no las canta Sabina y por eso “pitan” un poco, pero la verdad es que es un musical recomendable!
    Yolanda

    • mlgvalcarcel dice:

      Yo fui, entre otras razones, porque a ti te había gustado y me gustó. Creo que uno de los motivos por los que no soy muy aficionada a los musicales es porque cambian mucho las versiones originales de las canciones, aunque en este caso se respetan bastante. Este musical es recomendable, estoy de acuerdo contigo.

  2. […] un par de sábados, antes de ir al musical de Sabina, cené en Le Patron, y me encantó. Paseando por  la zona descubrí un montón de sitios que  me […]

  3. […] eres aficionado a los musicales, Más de 100 Mentiras , todo con canciones de Joaquín Sabina, te gustará. Teatro Rialto, Gran Vía, 10. Hasta el 27 […]

  4. […] Mas de 100 Mentiras, el musical de Sabina. En el teatro Rialto hasta enero. c/ Gran Vía, 54 Mapa de situación […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *