La Antoñita: el restaurante de la Posada del Dragón

Actualizado el 4 de enero de 2018

Hace unos días, al salir del teatro, fui con mi madre a tomar algo a La Antoñita y le encantó. Es un sito al que voy con frecuencia, cuando estoy por la Latina, pero como casi siempre como de picoteo no lo había actualizado, pero ya toca.

Por fin he ido a comer a La Antoñita. Es lo que tiene La Latina, que con tantos sitios de cañas y picoteo o vas directamente a un restaurante o no te quedan ganas para sentarte a almorzar.

La Antoñita es el restaurante de la Posada del Dragón, una de las fondas más antiguas de Madrid, que ha reabierto sus puertas tras varias décadas abandonada y se ha convertido en un hotel. Al lado se encuentra La Antoñita, una antigua tienda de jabones que ahora es la zona de restaurante. Está situado en la Cava Baja frente a otra antigua posada, hoy conocidísimo restaurante, siempre lleno: la Posada de la Villa.

La posada del Dragón conserva la estructura original del edificio, una corrala del s.XIX; incluso se pueden apreciar algunos trozos de la muralla cristiana a través del suelo de cristal. En la zona destinada a guardar los carruajes se ha instalado el bar, donde se puede tomar algo a cualquier hora, y se ha convertido en un buen punto de encuentro para tapear en la zona. Junto al mismo se encuentra un pequeño patio interior, el de la corrala, que hace las veces de terraza.

La Posada del Dragón ha recuperado también el edificio contiguo, donde se ubicaba la jabonería La Antoñita, y lo ha incorporado para convertirlo en restaurante. La cocina es de mercado y la carta, aunque varía con las estaciones del año, cuenta con algunos  platos fijos deliciosos como las croquetas tigre.

Hace un par de domingos fui a almorzar. Tomamos unas riquísimas croquetas de jamón y champiñones como única entrada. De segundo probamos las verduras, que estaban estupendas, y la carrillera con puré de patatas, muy bien hecha, de las que se pueden recomendar. No nos cupo el postre, pero tienen fama los  de chocolate. En mi última visita mi madre tomó un pescado y yo migas. Tengo que volver a probar de nuevo las carrilleras.

La comida es buena y el servicio encantador. La Antoñita puede ser una buena opción para llevar a invitados extranjeros.

75%

Look: sport 

NO CIERRA  

PRECIO MEDIO 30€

– Lo mejor: el edificio y la comida

– Lo peor:  Un poco ruidoso

AMBIENTE: 70%

DECORACIÓN: 70%

COCINA: 80%

SERVICIO: 75%

TERRAZA: 75%

Cocina tradicional

Valoración 75%

C/ Cava Baja, 14 Teléfono 91 119 14 24. Mapa de situación

Marien Ladrón de Guevara

LA AUTORA :

TE VEO EN MADRID es el resultado de mi inquietud por descubrir y disfrutar de todo lo que nos ofrece la vida unido a un enorme deseo de escribir...[+ info]

SOCIAL: FacebookTwitterInstagram

Comentarios:

  1. Carrillada, eh? me parece que sé con quién fuiste, jaja!
    Qué buena pinta tiene, me apetece mucho ir!
    Bess,
    Yol

  2. […] Te veo en Madrid Blog con recomendaciones para salir en Madrid, restaurantes,moda… Saltar al contenido Inicio ← La Antoñita: el restaurante de la Posada del Dragón […]

  3. Hola Marién,
    Estuve cenando el sábado en La Antoñita y nos gustó mucho! Especialmente los postres, ese chocolate con sal y tabasco, ehm! de verdad tenéis que probarlo, ánimo valientes!
    Besazos y gracias por tus recomendaciones!
    Yol

  4. lola dice:

    la comida muy rica aunque poquita cantidad. Lo peor un camarero que se empeño en que tenia que metyer pin a mi tarjeta ticket restaurant sin chip, y tuve que sacar la visa. Podian enseñarles esos detalles

    • mlgvalcarcel dice:

      Gracias por comentar. A veces es complicado entender todos los sistemas de pago, reservas, etc. La tecnología avanza por delante de la preparación

  5. […] La Posada de la Villa ( voy a hacer un post porque le tengo mucho  cariño). Cuando inauguraron la posada del Dragón me dio mucha alegría, porque me encantan las posadas y porque me  interesan los sitios […]

  6. […] La Posada del Dragón fue construida en 1668 por el arquitecto Francisco de Cubas, marqués de Cubas. El edificio cumplía con las exigencias de la época en cuanto a medidas de higiene. La planta de arriba estaba reservada para habitaciones y la baja estaba destinada a cochera y cuadra. […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *